Como nació Ediciones Patrian

¿Cómo nació la editorial? Principalmente del coraje y del amor al arte y la naturaleza.
Podría decirse que nuestra historia está ligada a Jack Cousteau y a los hermosos viajes en “caravana” por la Argentina de los cuales mi hermana y yo tuvimos la suerte de formar parte durante nuestra infancia.

Mis padres, aventureros y arriesgados, fundadores de la editorial, no estaban solos en esto. Para mediados de los años 80 conformaron un grupo de buceo, “Oceáno”, en el se reunían cada viernes las personas más locas y divertidas que conocí en mi vida, conformado por biólogos, físicos, fotógrafos (el caso de mi papá), buzos profesionales, empresarios, comerciantes, mecánicos, etc.

Allí se compartían conocimientos relacionados al buceo y la naturaleza, a la navegación también para luego realizar las “expediciones” y crear documentales audiovisuales y fotográficos. Todos fervientes seguidores de Jack Cousteau. Al igual que en el film de Wes Anderson “La vida acuática”, la aventura estaba en cada zambullida al mar y dentro de cada caverna.
De esta forma realizaban viajes períodicos a la Península Valdés, allí mi padre, Alberto Patrian, tomaba fotografías submarinas y terrestres de la variadísima fauna del lugar y los infinitos paisajes patagónicos.

Para mediados de los años 90 un buen amigo de Puerto Pirámides le sugirió que dejase copias de esas fotografías para vender a los pocos turistas y exploradores de la Península, al principio pareció una locura, pero en el siguiente viaje, Alberto fue con unas cuantas imágenes copiadas en el estudio de fotografía donde tomaba clases hacía muchos años con su maestro y amigo, Daniel Leotta.

Para sorpresa de todos, las fotos se vendieron en muy poco tiempo con lo cual en cada viaje se reponían esas copias fotográficas. Fue así como el coraje fue tomando forma de editorial en la familia, y se comenzó a producir la primer serie de postales en los momentos libres.

Pocos años después, hace ya 16 años atrás, el gran salto sucedió. Finalmente la editorial lanzó sus primeros libros, mientras que las postales se hacían cada vez más populares entre los turistas de todas partes.

En una época donde era muy difícil ser un editor independiente, Ediciones Patrian salió a flote con los primeros libros visuales para el turismo, para un mercado prácticamente inexistente, cubriendo una necesidad real de los viajeros. El crecimiento de la empresa hizo que la editorial fuera la principal ocupación dela familia.

Mi padre salía a realizar sus campañas fotográficas, la mayor de las veces en compañía de su gran compañera de viajes y aventuras, Ana, y otras veces lo seguía y asistía su eterno amigo y escalador, El Gallego. Así fue recorriendo los puntos turísticos más importante del país, registrando cada paisaje y cada criatura que se cruzara en su camino, conociendo personas de todas partes del mundo que hoy siguen estando a nuestro lado.

Con el correr de los años, las fotografías de mi padre, recorrieron el mundo de la mano de turistas enamorados de la Argentina, su arte nos dio la posibilidad de crecer, de conocer el mundo, de promover nuestro amor por la naturaleza y nuestro patrimonio.

Compartir esta hermosa historia con ustedes es un gran orgullo, es celebrar los giros de la vida, la amistad, la tierra viviente, la familia.

por Nadia Patrian

 

Leave a Reply